HISTORIA

La situación geográfica del municipio de Molinicos, localizado en el centro de la comarca de la Sierra del Segura albaceteña, ha hecho a esta tierra partícipe de todos los avatares históricos que, de una u otra forma, han gestado el carácter de sus gentes.


Piezas del yacimiento
 prehistórico de Pinilla (Molinicos)
PREHISTORIA

Recientemente se han descubierto en las inmediaciones de Pinilla, un asentamiento humano con 4.500 o 5.000 años de antigüedad, en el que vivieron 20 o 30 personas en casas con la planta circular. Y no muy lejos de allí, ya en el vecino municipio de Ayna, se encuentra el importante yacimiento de la Cueva del Niño, con pinturas rupestres de hace más de 10.000 años.

EDAD ANTIGUA

El territorio que conforma el actual Molinicos se encontraba entre dos importantes vías de comunicación romana (la vía Hercúlea, y un ramal de la Corduba-Saguntum, que desviaba hacia Cartago Nova (actual Cartagena), pasando por el valle del río Guadalimar hasta llegar a la cuenca del río Mundo, y atravesar el municpio de Molinicos en dirección a Illunum (actual Hellín), donde enlazaba con otra importante vía, la de Complutum a Cartago Nova.

EDAD MEDIA

Atalaya de Torre-Pedro
Las crónicas de la época cuentan que en el 712 la cercana ciudad de Alcaraz es tomada por los musulmanes, convirtiéndose en un centro importante que fue incorporando zonas aledañas hasta completar una amplio territorio bajo su influencia, incluyendo el actual municipio de Molinicos.

Entre los siglos X y XII se construyeron en Molinicos numerosas atalayas y torreones, que aunque con diversa tipología, tenían la función de vigilar para la defensa de grandes castillos como los de Riópar o Alcaraz. Concretamente en el municipio encontramos las de Torre - Pedro, el Morcillar, La Vegallera, el Cortijo León, o la del propio Molinicos, y es que estas tierras fueron durante muchísimos años frontera entre la zona cristiana y la musulmana.

Castillo de San Vicente (La Vegallera)
Las tierras del actual municipio de Molinicos fueron conquistadas en varias avanzadas cristianas entre la toma de Alcaraz (1.213) y 1.242 (año de la toma de Yeste). Estas tierras fueron probablemente repobladas por algunos caballeros que intervinieron en la campaña de las Navas de Tolosa, aunque la mayoría de población era mudéjar, puesto que el rey dejó una fuerte guarnición militar destinada a la defensa de la fortaleza de Alcaraz y a la pacificación y conquista de los territorios circundantes entre las que estaría Molinicos.

Castillo de Las Huertas (Molinicos)
Ya durante la primera mitad del siglo XIII se dan situaciones conflictivas en el municipio con tendencia a la disgregación, pues mientras una parte sigue con Alcaraz (la más occidental), otra pasa a los musulmanes de Murcia (la parte más oriental), e incluso algunas localidades llegan a ser independientes por la conquista de algún noble como es el caso de San Vicente (actual Vegallera) que en 1.471 pasa a Pedro Manrique, y que se mantiene en una situación privilegiada hasta 1565. El 15 de enero de 1.477 los Reyes Católicos legitimaban la ocupación de San Vicente como premio a sus servicios en la guerra de sucesión a la corona de Castilla.

EDAD MODERNA

Finalizando la Edad Media varias fueron las aldeas de Alcaraz que se independizaron formando municipios independientes. Así Molinicos pasó a formar parte de Ayna el 22 de septiembre de 1.564, mientras que la zona noroeste del actual municipio con La Vegallera a la cabeza, debió de brillar con luz propia.

Mapa del Alfoz de Alcaraz
con localidades del T.M. de
 Molinicos de 1.767
De forma progresiva se va a ir repoblando todo el territorio, y será durante este periodo cuando irán surgiendo la mayoría de localidades del municipio. La cercanía, y los vínculos que ser irán creando serán determinantes en el futuro de esta zona, a pesar de las cíclicas epidemias que diezmaban a la población.

Ya a mediados del siglo XVIII los vecinos deciden levantar un templo en Molinicos que sería finalizado en 1.789, solicitando al Arzobispado de Toledo la creación de una parroquia que englobe a todas las localidades del entorno, hecho que se consumó en febrero de 1.791 con el nombramiento de Don Esteban Joseph Llobregat como primer párroco a pesar de las reticencias de varias parroquias ya existentes en el entorno. Este sería el germen del actual municipio de Molinicos.

EDAD CONTEMPORÁNEA

Durante la Guerra de la Independencia Española (1808-1814), varios vecinos de la zona de Cañada del Provencio y La Vegallera, comandados por el sacerdote de la primera, marchan a Alcaraz a defender la ciudad de las tropas napoleónicas, siendo perseguidos por éstos y por desertores del ejército español.

Acta de Emancipación de Molinicos
Una vez expulsado el ejército francés de la zona, el 13 de febrero de 1.814 se celebrará en La Vegallera, la primera misa en la recién creada iglesia de la localidad, dedicada a la Inmaculada Concepción, habiendo solicitado la misma al Arzobispo de Toledo.

En 1.834 Elche de la Sierra se emancipa de Ayna, y engloba buena parte del actual municipio de Molinicos que, finalmente, y tras varios intentos (algunos de ellos revocados una vez aprobados), en 1.846 consigue constituirse como municipio independiente.

Una vez alcanzada la emancipación, el término municipal de Molinicos irá evolucionando territorialmente hasta su amplitud actual. En enero de 1.846 el municipio lo comprendían las localidades de Los Collados, Torre-Pedro, Las Hoyas, Cañada de Morote, El Pardal y el propio Molinicos (además de otros caseríos). En junio de ese mismo año incorporaría Fuente Carrasca, Fuente-Higuera y Pinilla. Catorce años después, en octubre de 1.860se anexaría a Molinicos la localidad de Los Alejos, La Alfera, Las Ánimas y El Quejigal, y algunos días más tarde Mesones. Finalmente, en marzo de 1.863 y tras varias ampliaciones, el mapa del término municipal de Molinicos quedará completo con la incorporación al mismo de La Vegallera y Cañada del Provencio.

A partir de esta fecha, se van a ir configurando algunas infraestructuras, que mejoraran la calidad de vida de los habitantes del municipio, aunque la falta de trabajo, y las penurias económicas acompañaran a toda la sierra durante las décadas siguientes, agudizadas por las malas cosechas y los conflictos que sacudieron todo el país.
Antiguo Ayuntamiento de Molinicos
 (s. XIX) actual Museo Micológico

Hasta mediados del siglo XX se produce un crecimiento espectacular de la población dentro del municipio, llegando a contar con 5.000 habitantes en el censo de 1.950, año a partir del cual el descenso poblacional ha sido exponencial, hasta los cerca de 1.000 habitantes actuales. Especialmente dramáticos en este sentido fueron las décadas de los 50 y 60 del siglo pasado.

Un punto importante dentro de la historia del municipio de Molinicos de los últimos años fue el incendio que se produjo en 1.994, originado en el vecino municipio de Yeste y que afectó a todo el sur del municipio de Molinicos. En total se calcinaron 14.284 hectáreas (según cifras oficiales), y cerca de 1.300 personas de 16 localidades de ambos municipios tuvieron que ser evacuadas. Se trata de uno de los 20 incendios más devastadores de toda España.

Actualmente el municipio basa su economía en el sector servicios y en el primario, apostando por el turismo rural como motor de crecimiento en toda la Sierra del Segura, comarca donde se inserta Molinicos.