domingo, 23 de agosto de 2015

UN GRUPO DE MOLINIQUEÑOS VIAJARÁN EN NOVIEMBRE A NEPAL, UNA AVENTURA QUE UNE DEPORTE Y AYUDA EN EL PAÍS ASIÁTICO

¿Viaje, expedición o aventura?, no sabemos muy bien cómo calificar esta experiencia en la que nos hemos embarcado. La llamemos como la llamemos, lo cierto es que surge del seno de un grupo de amigos ávidos de nuevas experiencias. La pasión conjunta por la actividad en el medio natural, en este caso la montaña, y el afán por conocer culturas diferentes a la nuestra, dan forma, al que de momento es el gran proyecto viajero de casi todos nosotros.

Nepal, un destino soñado, el Himalaya, con sus grandes montañas de más de 8.000 metros de altitud, y otras que sin llegar tan alto nos regalan su belleza, la pureza de sus aristas y cumbres, en muchos casos lugares sagrados para esa cultura, la nepalí, con su religión predominante, el budismo. Tanto lo uno como lo otro, motivos más que suficientes para embarcarse en esta aventura.

¿Pero, como surge todo?, siempre ha aparecido en nuestras conversaciones montañeras la posibilidad de ir al Himalaya, pero claro, la disponibilidad económica, el tiempo necesario, las familias, la preparación física necesaria, muchos factores que deben coincidir.

Y así, principios de enero de 2015, una llamada telefónica, un whatsApp, he encontrado unos billetes de avión “baratos” para Nepal, ¿qué hago?, dudas, silencio… hasta que alguien dice: “da un número de cuenta bancaria y te hago la transferencia”. No se hable más, el día de reyes, nos trae este regalo, ya estamos en camino. Ahora llega la realidad, vamos a cuadrar todos los temas, el tiempo necesario en nuestros trabajos, rellenar la hucha hasta la partida, los preparativos del viaje.

De esta forma nos enrolamos Pedro, Simón, Cortés, Patxi, Marquitos, Saúl, Fito, Manolico y Torete, un nutrido grupo deseoso de aventura.

Tan pronto tome tierra nuestra avioneta, empezaremos a caminar.

Llega el momento de mochila al hombro, poner toda la ilusión en marcha, la primera etapa nos llevará hasta Phakding (2.800 m), primer poblado donde pernoctaremos. Supuestamente, allí encontraremos alojamiento y avituallamiento en un lodge o tea house, que no son otra cosa que estancias habilitadas en las casas de los nepalís para gestionar el negocio con los turistas, esta será la tónica habitual del trayecto.

La segunda etapa, nos depositará en la capital sherpa, Namche Bazar, ya a una altitud de 3.440 metros, tras atravesar diversos bosques de pinos y otros poblados. Aquí podremos realizar alguna compra en sus numerosos comercios relacionados con la montaña. Este día podremos contemplar por vez primera a Sagarmata, como se conoce aquí al Everest (8.848 m) el Lotshe (8.383 m), Nuptse (7.879 m) y el Ama Dablam (6.856 m).

COLABORACIÓN CON NEPAL

En un principio no pensamos confeccionar ningún artículo para subvencionar el viaje, pero a día de hoy, tomamos la determinación de realizar unas camisetas conmemorativas, patrocinadas de forma altruista por varias empresas, que venderemos entre amigos, familiares y conocidos, no para recaudar para nosotros, sino con ánimo de aportar ayuda al pueblo nepalí.

Esperamos contactar con alguna ONG, que trabaje directamente en la zona, para evitar despistes con los recursos que se recojan y asegurarnos que lleguen directamente a las personas y proyectos más necesarios.

Más información...

http://elhilodelavida.tumblr.com/

No hay comentarios: