lunes, 30 de diciembre de 2013

LA BIOMASA ESTÁ QUE ARDE...TAMBIÉN EN MOLINICOS

Se calcula que el gasoil que llenan las calderas responsables de la calefacción y del agua caliente sube cada año un 10%. Se estima que un hogar medio necesita anualmente entre 2.500 y 3.000 litros de gasoil, a un euro por litro. Además, el uso de este combustible fósil está interviniendo en el cambio climático por sus elevadas emisiones de CO2. Sin embargo, han sido las limitaciones económicas y la imposibilidad de pagar la factura del gasoil lo que ha permitido que muchas familias albacetenses se estén empezando a interesar por la biomasa como alternativa energética, fundamentalmente porque su uso abarata bastante el gasto de calefacción.

Esta es la causa por la que materias primas como el pellet, el hueso de aceituna, la cáscara de almendra o la astilla se estén extendiendo como la pólvora tanto en el sector industrial como en el doméstico.

Según los datos facilitados por la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avibiom), Albacete tiene registradas 174 instalaciones, con una potencia acumulada de 16.375 kilowatios, siendo el sector de las panificadoras el más destacado, con 31 calderas de biomasa en funcionamiento. A día de hoy y aunque la Consejería de Industria no facilita datos a Avibiom, sus ficheros hablan de calderas ecológicas instaladas en un secadero de cereales, dos empresas de destilería de aromáticas en Ossa de Montiel, una de pieles-cuero en Almansa, cuatro dedicadas al ocio, una perrera y un lavadero de cisternas.

El importante ahorro que supone esta energía verde está despertando también el interés de la administración pública. En el caso nuestra provincia, ya cuentan con esta alternativa energética el Parque Científico y Tecnológico y el Conservatorio de Danza, además de colegios en Munera y Alcaraz e instalaciones municpales en Casas de Ves, Higueruela, La Roda, El Ballestero, Elche de la Sierra y Molinicos.

En nuestro municipio, desde hace ya unos años este aprovechamiento de biomasa ya se está implantando fuertemente en los hogares moliniqueños, como alternativa a la calefacción eléctrica o de gasoil.
Fuente:

No hay comentarios: