lunes, 14 de octubre de 2013

HERMANADOS POR LA ESCUELA RURAL

En aquellos núcleos del entorno rural en donde no hay alumnos suficientes como para mantener una infraestructura educativa completa es donde funcionan los CRA, los Centros Rurales Agrupados. Acogen los estudios correspondientes a las etapas de Infantil y de Primaria, disponen de pocas aulas y lo que es más significativo y como su propio nombre indica, agrupan bajo una misma cabecera a otras secciones, otros centros de zonas próximas, compartiendo de esta manera no sólo una filosofía común sino también una estrecha relación de vecindad. 

La sede del colegio está en la localidad más importante, y aunque cada unidad que compone el CRA cuenta con sus correspondientes tutores, comparten profesorado especialistas, maestros itinerantes que se tendrán que desplazar a diario entre las localidades y de esta manera, además de impartir sus enseñanzas, servir de apoyo, y es que en los CRA «los pasillos entre las aulas son las carreteras entre los pueblos». Pero, no obstante, esta peculiaridad, la de compartir profesorado no es lo único que les diferencia de los grandes colegios también lo es que estamos ante un enseñanza muy peculiar.
En el presente curso a lo largo de la provincia hay una veintena Centros Rurales Agrupados abiertos que atienden a un alumnado superior a los 2.000 estudiantes entre Infantil y Primaria, disponiendo para ello de un total de 349 profesores. Entre todos cubren educativamente hablando medio centenar de núcleos urbanos de la provincia, entre poblaciones titulares, por expresarlo de alguna forma, y pedanías, ya que salvo siete de ellos que únicamente se centran única y exclusivamente en una localidad (Bogarra, Higueruela, Molinicos (tras el cierre del aula de La Vegallera), Nerpio, Pozuelo, Valdeganga y Yeste), el resto dan servicio a una media de tres.

Fuente:

No hay comentarios: