jueves, 21 de febrero de 2013

UN TERCIO DE LOS MUNICIPIOS ALBACETEÑOS GASTAN MÁS DEL 40% DE SUS INGRESOS EN NÓMINAS, MOLINICOS EL 54,2%.

Es uno de los principales 'agujeros' para las Administraciones Locales. El pago de las nóminas de sus trabajadores supone una parte importantísima de los ingresos que reciben. Un tercio de los ayuntamientos de la provincia de Albacete, un total de 28 más la Diputación Provincial, destinaron en 2011 a hacer frente al capítulo de personal más del 40% de lo que ingresaron en sus arcas.
Según la liquidación de los presupuestos de 2011, que acaba de hacer pública el Ministerio de Hacienda, los 87 consistorios albaceteños y la institución provincial desembolsaron más de 203 millones de euros para pagar a sus trabajadores.

Montante que equivale a un 45% del total de los gastos de estas corporaciones que rozó los 450 millones de euros, tal y como se desprende de las cuentas hechas públicas por el departamento que dirige Cristóbal Montoro. Con un total de 432 millones los ingresos globales de las administraciones locales albaceteñas, junto a la supramunicipal, se situaron por debajo del volumen de los gastos.

Prácticamente ningún consistorio, sin distingos entre pequeños pueblos o grandes localidades, escapa a esta realidad. Y es que, hoy por hoy, los números evidencian que la 'losa' de los sueldos sigue siendo considerable para las arcas municipales, máxime en estos últimos años de importante bajada de lo que se ingresa en los ayuntamientos. No obstante, no todos los pueblos tienen la misma situación. En otro buen número de casos para satisfacer los emolumentos de los trabajadores públicos emplearon un 20 o un 30% de sus ingresos. Algo 'asumible' que no viene a hipotecar su situación económica.

Durante el ejercicio 2011 la Diputación fue la corporación de la provincia que mayor porcentaje de sus ingresos dedicó al pago de nóminas de su plantilla. Prácticamente seis de cada diez euros ingresados se destinaron, sobre el papel, a hacer frente a los costes salariales de sus trabajadores. En concreto, los datos de Hacienda, cifran en 54,6 millones el coste del personal para la Corporación cuya gestión pasó a mitad de ese ejercicio de manos del socialista Pedro Antonio Ruiz Santos al popular Francisco Núñez tras las elecciones del 22 de mayo.

Más tarde vendrían, ya con la reforma que ampara los despidos de personal laboral en las administraciones públicas, dos expedientes de regulación de empleo (ERE) y despidos en distintos órganos y consorcios dependientes de la Diputación desde cuyo equipo de gobierno se defendió, a la hora de adoptar estas medidas, la necesidad de aligerar esos costes y de adecuar la plantilla a las necesidades reales de cada departamento. La justicia, por el momento, ha dado la razón a la institución en los dos expedientes presentados.
Desde entonces otras muchas administraciones de la provincia han apostado también, provocando gran malestar entre los sindicatos y los propios empleados afectados, por adelgazar sus plantillas a través de los planes de ajuste en forma de despidos

Y de entre los grandes municipios de la provincia el que más gasta en el capítulo de personal, tanto porcentualmente como en términos absolutos, es el Ayuntamiento de Villarrobledo. La liquidación del presupuesto de 2011 de esta administración pone de manifiesto que el coste en este apartado supuso el 54,3% de sus ingresos. De hecho las nóminas de su personal alcanzaron 13 millones mientras que lo que ingresó ascendió a 23 millones.

En el caso del Consistorio de Almansa, con 10 millones en gastos de personal, éste destinó a este capítulo el 50% de sus ingresos. En Hellín el porcentaje se redujo ligeramente hasta situarse en el 47,3%, sumando casi 9,8 millones. Y en las cuentas de la capital albaceteña el pago a los trabajadores supuso, con un montante global de 67,9 millones, el 47% de lo que percibieron sus arcas.

Analizando los datos llama poderosamente la atención que en pequeñas localidades como Ayna un 55,9% de los ingresos tengan como fin atender las obligaciones para con su plantilla. Otro tanto sucede en los casos de Masegoso, con un 56%, o Molinicos, con un 54,2%.

En el extremo contrario se sitúa, por ejemplo, el pueblo de Villa de Ves. El coste del personal municipal fue de 32.348 euros en el ejercicio, según la liquidación hecha pública por Hacienda, es decir un 8,6% de sus ingresos

Fuente:
http://www.laverdad.es/albacete/v/20130220/albacete/tercio-pueblos-gastan-ingresos-20130220.html

No hay comentarios: