sábado, 24 de noviembre de 2012

EL PSOE DENUNCIA EL "PAGO SECTARIO" A AYUNTAMIENTOS SEGÚN SU COLOR POLÍTICO

Asfixiante e insostenible. Así calificó ayer la secretaria de Política Municipal del PSOE albaceteño y alcaldesa de Barrax, Josefina Navarrete, la situación por la que atraviesan los ayuntamientos gobernados por los socialistas en la provincia debido a los impagos de la Junta de Comunidades.

Navarrete compareció en rueda de prensa junto al secretario de Organización del PSOE de Albacete, Santiago Cabañero, y a una veintena de alcaldes de su partido que portaban carteles con la cifra que el Ejecutivo de María Dolores de Cospedal adeuda en cada uno de los municipios. El «ahogo» económico al que, según afirmó Santiago Cabañero, el Gobierno regional somete a los ayuntamientos se prolonga ya «18 meses», con localidades como Pozo Lorente, Cenizate o Molinicos que no han recibido «ni un solo euro» en 2012. Para el representante socialista «lo más grave» es el «pago sectario» que, a su juicio, están realizando los dirigentes del PP, y pidió al Gobierno de Cospedal que explique las razones de esta «discriminación» y los criterios que se están siguiendo para saldar la deuda.
En este sentido, Cabañero manifestó que «no es cierto» lo que ha afirmado recientemente el consejero de Presidencia y Administraciones Públicas y portavoz de la Junta, Leandro Esteban, de que «el 35%» de las cuantías pendientes con los ayuntamientos se ha liquidado ya. «A algunos municipios se les ha saldado el 50, 60 o 70%, porque en el caso de los ayuntamientos socialistas no supera el 5%», aseguró. El problema, comentó Cabañero, no afecta solo a los ayuntamientos sino también a las mancomunidades con mayoría del PSOE, señalando que la de la Sierra del Segura está sin cobrar y La Manchuela, de 850.000 euros pendientes, ha recibido «solo 11.000», cifras que contrastan con «las cuantiosas cantidades percibidas por Higueruela (120.000 euros), Munera (300.000 euros) o Tarazona de la Mancha (400.000 euros)».
Estos importes pendientes de pago han obligado a suprimir o reducir servicios como los de ayuda a domicilio, ludotecas, bibliotecas, guarderías o centros de la mujer en los pueblos, según manifestó Josefina Navarrete. Igualmente, dijo que los ayuntamientos se han tenido que hacer cargo en solitario de las nóminas y los seguros sociales de los trabajadores de los planes de empleo. «El incumplimiento de los compromisos de la Junta está ocasionando graves problemas de liquidez», señaló, añadiendo que «los alcaldes socialistas nos sentimos maniatados y desesperados».

Según el PSOE, la actuación de la Junta «va en detrimento de los servicios que se prestan a los ciudadanos», y criticó que Cospedal «liquida el medio rural y quiere que muera de inanición».
Los socialistas señalaron que la deuda global de la Junta con los ayuntamientos de la Región es de unos 400 millones de euros, de los cuales 60 millones corresponden a la provincia de Albacete

1 comentario:

Anónimo dijo...

¿Que esperábais de una "señora" a la que le importa un pimiento todo lo que no sea su maquillaje y su crema cacharel?