martes, 11 de septiembre de 2012

MOLINICOS PRESENTÓ UN SALDO NEGATIVO DE CERCA DE 200.000 EUROS EN 2010 AL SÍNDICO DE CUENTAS DE C-LM

Hasta veintinueve municipios de la provincia de Albacete no presentaron sus números de 2010 al Síndico de Cuentas de Castilla-La Mancha y 23 de los que sí lo hicieron tenían un remanente de tesorería negativo, según se desprende del informe anual sobre la rendición de las cuentas del Sector Público Local correspondiente a 2010, que ayer recogía el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM).

Además, y en otro informe anexo, se advertía que hay tres municipios en la provincia de Albacete que no han rendido sus cuentas a este organismo de control público, al menos, desde el año 2007. Se trata de los ayuntamientos de Villapalacios, Cotillas y Masegoso.

Entre las entidades locales que no presentaron sus números de 2010 se encuentran los ayuntamientos de Villarrobledo, Madrigueras y Chinchilla, con mayor número de habitantes, así como Yeste, El Bonillo, Fuenteálamo, La Gineta, Fuentealbilla, Minaya, Riópar, Alcalá del Júcar, Higueruela y Villalgordo del Júcar.
Tampoco hicieron sus deberes para el síndico Letur, Bogarra, Pétrola, Villapalacios, Alatoz, Motilleja, Navas de Jorquera, Casas de Lázaro, Robledo, Paterna del Madera, Vianos, Viveros, Fuensanta, Villavaliente, Cotillas y Masegoso.
Respecto a los consistorios con remanente de tesorería negativo en 2010, el de la capital tenía 25,5 millones de euros de saldo negativo, seguido después por Hellín, con 10,9 millones de remanente de tesorería negativo.
En el caso de La Roda eran 2,7 millones de euros, en Casas Ibáñez 1,1 millones de euros y en Ontur algo más de un millón de euros.
Almansa tenía un saldo negativo de unos 635.000 euros y en los ayuntamientos de Elche de la Sierra y Ayna se superaba el medio millón de euros.
Más de 400.000 euros era el saldo negativo de Socovos y Caudete, mientras que Jorquera, Tobarra y Ferez superaban los 300.000. Pozo Cañada, Molinicos y Bonete tenían un saldo negativo de más de 200.000 euros y Villamalea, Abengibre, Povedilla, Munera y Villaverde de Guadalimar adeudaban más de cien mil euros. Bienservida tenía un saldo negativo de algo más de 19.000 euros y La Recueja de 7.600.
El citado informe pone de manifiesto, además, que el endeudamiento total de los municipios y diputaciones provinciales de Castilla-La Mancha -a 31 de diciembre de 2010- era de 985.526.139 euros.
Así, la deuda viva de los ayuntamientos en 2010 ascendía a 679.791.51 euros, mientras que la de las diputaciones provinciales era de 305.734.625 euros.
El Síndico de Cuentas establece que la deuda viva de las diputaciones provinciales se ha incrementado en un 56% con respecto al ejercicio 2009, mientras que la de los municipios lo ha hecho en un 4%.

El informe recoge que de los 691 municipios que han rendido la cuenta general de 2010, un total de 121 -3 de Albacete , 19 de Ciudad Real, 23 de Cuenca, nueve de Guadalajara y 47 de Toledo- presentaron un remanente de tesorería negativo, lo que supone un 18%.
Los derechos pendientes de cobro de las entidades del sector público local de Castilla-La Mancha suponían un total de 439.183.533 euros y las obligaciones pendientes de pago sumaron un total de 464.457.012 euros.

1 comentario:

Anónimo dijo...

desfase de 200.000 euros en 2010...y en 2011 verbenas gratis!!!! buena gestión del ayuntamiento...tocabamos a cerca de 200 euros por cabeza....sin problemas....