miércoles, 18 de abril de 2012

SE CUMPLEN 75 AÑOS DE LA LLEGADA DE "LOS EVACUAOS" (1937-2012)

En marzo de 2012 se cumplían 75 años (1937) de una historia que se desarrolló durante la Guerra Civil en nuestro municipio, y que tiene como protagonistas a los más débiles en cualquier conflicto: los niños.


Gracias al libro “Molinicos a través de los recuerdos” de José García García y del periódico local Cachivaches tenemos constancia de ello y en SiempreMolinicos hemos pensado que la mejor manera de recordar ese momento es publicando un artículo alusivo al mismo. Es nuestra forma de rememorar que en una tragedia sin igual en nuestro país, hubo gente solidaria de Molinicos que más allá de ideologías y del propio conflicto ayudó a los más débiles, los niños de la guerra.


Las colonias escolares que funcionaron principalmente en el Levante y Cataluña, y, en menor medida en el Aragón republicano, Cuenca, Albacete y Madrid..., fueron unas instituciones que surgieron durante la Guerra
Civil, que sirvieron no sólo de refugio a los niños evacuados a aquellas zonas a causa de los bombardeos, la escasez de alimentos y la orfandad, sino que cumplieron una función educativa muy importante.




Niños evacuados de Madrid
durante la Guerra Civil.
Uno de los problemas más graves que tuvo que resolver el Gobierno Republicano durante la guerra fue el de la evacuación de la población civil y muy especialmente la evacuación de los niños que en algunos casos revestía, sin duda, el carácter de auténtica tragedia.


La evacuación de los niños se hizo en principio de forma desordenada y por iniciativa de instituciones como el Socorro Rojo Internacional, la Diputación, el Ayuntamiento, (de Madrid) etc... Siendo el Ministerio de Sanidad a través de la Dirección de Asistencia Social el encargado tanto de los refugiados como de la evacuación. La evacuación de las zonas de guerra, debió resultar extremadamente dolorosa e incómoda. Se aprovechaba cualquier medio de transporte para alejar a los niños de los horrores de la guerra.


El 29 de marzo de 1937, ocho meses tras el inicio de la Guerra Civil española, llegó a Molinicos, procedente de Madrid, una expedición de 33 niños y niñas de corta edad que fueron alojados hasta el final de la contienda con varias familias de la localidad (las más acomodadas) para evitar que fueran alcanzados por los continuos bombardeos a los que estaba sometida la capital del Estado por parte de los contendientes, y evitar las penurias que de ellos se derivaron.


Popularmente conocidos en Molinicos como “los evacuaos”, a estos niños se les fueron sumando varias personas más procedentes de diversos puntos de nuestra geografía (Albacete, Ciudad Real, Madrid,…). Incluso llegó un matrimonio a instalarse en una casona situada en el margen izquierdo del Arroyo de Fuente-Higuera, que con el paso del tiempo se convirtió en “la casa de los evacuaos”, y que hoy ya es sólo un recuerdo puesto que fue demolida con las obras de mejora del cauce de dicho arroyo en 2010.


Imagen de un encierro por el arroyo de Fuente-Higuera.
A la derecha "Casa de los evacuaos".
El periódico local “Cachivaches” en su número 8 publicaba una carta fechada en Madrid en el mes de abril de 1994 y dirigida al Ayuntamiento de Molinicos que había sido remitida por uno de los “evacuaos”, uno de aquellos niños que había residido en nuestro municipio durante los tres años de la guerra. Al cabo del tiempo había vuelto a visitar Molinicos, recorriendo las calles y recordando a la gente que les había acogido casi 60 años antes. En dicha misiva expresaban su agradecimiento a todo el pueblo, y a aquella carta le adjuntó un relato denominado “los evacuaos” que, según su autor, “representa cómo ocurrieron esos momentos triste en la vida de unos niños en nuestra guerra entre hermanos”.


Precisamente será en Cachivaches en donde se publique una carta del entonces alcalde de Molinicos, Ángel López, cuyo destinatario era uno de los padres de los niños “evacuaos” que vivía en Madrid, y que hemos transcrito literalmente, pues además de emplear un vocabulario muy expeditivo y propio de un estado de guerra, muestra cómo se procedió a instalar a los niños en la localidad y cómo era su día a día.

Molinicos a 7 de abril de 1937 
Al camarada Isidro Antón 
Madrid 

Distinguido camarada: Salud.


El día 29 del pasado mes vino a este pueblo procedente de esa capital una expedición de 33 niños y en la cual sus hijos Dolores, María e Isidro Antón Gutiérrez de cinco, siete y seis años respectivamente.

Acto seguido procedí a alojarlos con familias que por su situación económica se encuentran bastante desahogadas y en las que me consta que además de no tener hijos______________

Carta que con seguridad ya habrá recibido, bien sea de su hijo o del cabeza familia, sabrá como está muy bien atendido; por consiguiente y para su satisfacción le escribo la presente no solamente como Alcalde Presidente y de la Sociedad de Trabajadores de la Tierra U.G.T. que lo soy también, sino como camarada para que no tenga cuidado alguno por sus mencionados hijos que nada les ha de faltar.

Como el pueblo es pequeño se reúnen todos con frecuencia incluso en esta su casa y lo pasan muy bien.

Aprovecho muy gustoso esta ocasión para ofrecerme suyo y de la causa que todos defendemos.

El Alcalde 
Ángel López.

Fuente:
 - García García, J.: Molinicos a través de los recuerdos, Ediciones de la Diputación de Albacete, Albacete, 2004.
- Crego Navarro, R: "La colonias escolares durante la Guerra Civil. (1936-1939)", en Revista Espacio, Tiempo y Forma, Serie V, H." Contemporánea, n." 2, 1989, págs. 299-328. Universidad Nacional de Educación a Distancia. 1988.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Es muy interesante, gracias por acercarnos a los más jóvenes de Molinicos historias que desconocíamos.

Anónimo dijo...

Enhorabuena por vuestra iniciativa digna de ser imitada. La riqueza de una población no sólo se mide por parámetros tangibles.
Os envío unos artículos que escribí sobre estas colonias.

http://www.alicantevivo.org/2009/12/las-colonias-escolares-durante-la.html