domingo, 18 de marzo de 2012

LA PROVINCIA SUFRE LA TEMPORADA INVERNAL MÁS SECA DESDE 1994/1995

Desde que comenzó el año hidrológico, que abarca desde el 1 de octubre al 30 de septiembre, en la provincia, como en el resto del país, las precipitaciones apenas si han hecho acto de presencia.
De hecho, según los datos facilitados por la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) en Castilla-La Mancha, desde octubre hasta el pasado mes de febrero en Albacete solo se habían recogido 118,8 litros por metro cuadrado.

El valor normal para este periodo registrado en los últimos 40 años es de 148,8 litros por metro cuadrado. Así el descenso del volumen de precipitaciones a lo largo de este año hidrológico respecto a la media computada desde 1971 es de un 52%.
Pero la situación aún es más preocupante, en lo que se refiere a la escasez de lluvias, en lo que va de invierno, entre los meses de diciembre y febrero. De hecho para encontrar una temporada invernal más seca hay que remontarse al año 1994-1995.
El cercano embalse de La Fuensanta en época de sequía.
A lo largo de este invierno en la provincia solo han caído 17,7 litros por metro cuadrado cuando el valor normal que maneja la Aemet para este periodo sería de 73,4 litros por metro cuadrado. Desde la Aemet consideran que lo que va de la temporada invernal en Albacete puede considerarse como muy seca.

Y, ¿qué es lo que depara la climatología en breve para la provincia de Albacete? Según explica la delegada territorial de la Aemet en la Región Delfina Gil, a lo largo de los próximos días se prevé que se produzca inestabilidad en la atmósfera.
Gil señala que, a priori, parece que las lluvias que se puedan producir no serán importantes en cuanto a volumen aunque sí serán relevantes en la medida en que traerán humedad. Algo positivo, entre otros aspectos, para los cultivos y las plantas que precisan ya de un balón de oxígeno en forma de precipitaciones.
El invierno también está siendo poco usual en Albacete en cuanto a las temperaturas. Los meses de diciembre y enero en la provincia fueron cálidos mientras que febrero se puede considerar un mes muy frío.
El episodio de temperaturas bajas más significativo en la provincia se registró el 13 de febrero en la localidad de Munera con 13 grados bajo cero.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Una vieja seca seca, seca seca, secasó, con un viejo seco seco y se secaron los dos. Escasez de agua, de dinero, sin toros en San José, los empleados del ayuntamiento sin cobrar... ¡Que no nos falte el amor!

Anónimo dijo...

Eso eso, que no falte el amor y la juerga, que para malas noticias bastante tenemos con encender el televisor!!!! VIVA SAN JOSÉ!!!!!!!

Anónimo dijo...

Este es el San José mas triste que recuerdo en Molinicos desde hace muchisimo tiempo