lunes, 23 de enero de 2012

DIECISÉIS MUNICIPIOS, ENTRE ELLOS MOLINICOS, SE SUMAN A LOS CRÉDITOS PARA PAGAR A PROVEEDORES DISPUESTOS POR LA DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE ALBACETE

Mediado el mes de noviembre la Diputación Provincial y las entidades financieras Caja Rural de Albacete-Globalcaja y Caja Rural de Castilla-La Mancha materializan sendos acuerdos en los que habían estado trabajando en las últimas semanas.

El objetivo de los mismos era contribuir a aliviar la angustiosa situación económica de los ayuntamientos aportándoles la posibilidad de contar con liquidez para adelantar el pago de facturas pendientes a sus proveedores.
Hasta 75 millones de euros de crédito, como máximo, se pusieron sobre la mesa en estos dos acuerdos cuyo carácter pionero destacaron los responsables de la Diputación albaceteña.
El sistema habilitado para que los ayuntamientos y sus acreedores pudiesen beneficiarse de esta inyección económica es el mismo en ambos casos. Los proveedores que estuviesen pendientes de cobro en cualquiera de los municipios a excepción de la capital, siempre que estas empresas cumplan unos determinados requisitos, pueden acudir con sus facturas pendientes de cobro a una de las entidades.

Tras realizar un estudio, estas entidades procederán, si corresponde, a abonar el montante de la deuda justificada en la factura. Los proveedores son los encargados de asumir el pago de los intereses, que en el caso de Globalcaja asciende a un 5,25% y en el de Caja Rural de Castilla-La Mancha a un 5,70%.
Por su parte, los ayuntamientos se comprometen a hacer frente al pago de las facturas a las entidades financieras en un plazo máximo de dos años.
Los proveedores que cobren sus facturas mediante esta fórmula dejarán de pagar los preceptivos intereses acordados por la entidad financiera en el momento en el que los municipios cancelen la deuda con la misma.
Hasta el momento, según explicó el vicepresidente económico de la Diputación, Constantino Berruga, un total de 16 ayuntamientos de la provincia se han adherido ya a estos convenios para adelantar el pago de las facturas pendientes a sus acreedores.
Se trata de los municipios de Hellín, Villarrobledo, Almansa, La Roda, Caudete, Motilleja, Navas de Jorquera, El Ballestero, Socovos, El Bonillo, Bonete, Munera, Peñascosa, Molinicos, Higueruela y Pétrola. Berruga se mostró satisfecho con la acogida que hasta el momento ha tenido esta medida.
En cuanto al montante económico por el que ya se han solicitado esos créditos a las dos entidades financieras, Berruga estimó que ascienden a unos 4,5 millones de euros.
El representante de la institución provincial señaló que de este total de peticiones tramitadas ya hay algunas que se han hecho efectivas y cuyo cobro se ha materializado.
Desde la Diputación de Albacete esperan que se vaya agilizando al máximo la tramitación de los pagos contribuyendo así a aliviar en la medida de lo posible la delicada situación que atraviesan muchos ayuntamientos de la provincia.
En términos globales, en el momento en el que se suscribieron ambos convenios económicos, el responsable provincial cifraba en torno a unos 60 millones de euros el montante de deuda que los ayuntamientos albaceteños (exceptuando el de la capital) acumulaban con proveedores. Municipios como Villarrobledo y Hellín son dos de los tenían un mayor volumen de deuda, aunque no los únicos.
El vicepresidente económico de la Diputación Provincial destacó lo que consideró una buena respuesta por parte de los diferentes consistorios.
Berruga subrayó que hasta el momento se han adherido tanto municipios grandes como pequeños y ayuntamientos gobernados tanto por el Partido Popular como por el PSOE.
En este último aspecto el responsable provincial se refirió a las críticas que en su día efectuaron los dirigentes socialistas en la Diputación al respecto. Berruga se mostró satisfecho de que en los distintos ayuntamientos se haya entendido que esta medida es positiva y que puede contribuir a aliviar la asfixia económica municipal.
El dirigente popular confió además en que paulatinamente se vayan sumando nuevos ayuntamientos de la provincia a estas líneas de crédito. Asimismo explicó que los ayuntamientos que ya se han adherido podrán ampliar los préstamos ya que se puede proceder a tramitar distintas remesas de facturas con las dos entidades financieras de la Región.
Berruga recordó que estas medidas se suman a otras que ha impulsado la Diputación para ayudar a los ayuntamientos. La última de ellas pasa por la puesta a disposición de los municipios de un 30% del montante de los Planes de Obras y Servicios, casi dos millones, para que paguen a pequeñas y medianas empresas obras de conservación o reparación que hubiesen hecho y siguiesen impagadas.

No hay comentarios: