domingo, 4 de diciembre de 2011

LA XXXIX MARCHA NERPIO - ALCARAZ RECORRERA DE SURESTES A NOROESTE EL MUNICIPIO DE MOLINICOS

Este domingo día 4 se inicia la XXIX edición de la Marcha Nerpio-Alcaraz, un recorrido senderista de siete días de duración, organizado por el Centro Excursionista de Albacete. Con esta ruta se recorren los más hermosos escenarios naturales de las sierras de Segura y Alcaraz, dando a conocer a los participantes, aparte de sus paisajes, los pueblos, tradiciones y costumbres de sus gentes.

Esta XXIX edición de la marcha, diseñada con un recorrido de unos 160 kilómetros, está dirigida por Francisco Noguero, uno de los socios más experimentados del Centro Excursionista de Albacete, que cuenta con el apoyo de Alejandro González y Andrés Martínez, que participan como monitores.
La andadura se iniciará este domingo día 4 desde Nerpio, como en todas las ediciones anteriores, hasta donde se desplazarán los treinta participantes en esta ruta en autobús desde Albacete el día anterior.

En esta población del Taibilla se pasará la noche y se cenará en la pensión restaurante Los Nogales, uno de los principales establecimientos hosteleros de Nerpio, regentado por Juan Pedro Martínez y su mujer Mari Carmen, en el que se pueden degustar los mejores platos de la gastronomía nerpiana.
La primera etapa será la más larga de todo el recorrido, con casi treinta kilómetros, en la que los participantes podrán pasar junto a los abrigos rupestres de Prado Tornero, que guardan algunas de las muchas pinturas parietales con que cuenta el término nerpiano. Tras bordear el cerro de Mingarnao, y dejar atrás los arroyos del Sapillo y de la Zorrera, se llegará Sege, población situada dentro ya del término de Yeste, punto y final de esta primera etapa.
Al día siguiente se cruzará el río Segura, por el nuevo puente de la Vicaría, y su afluente el río Tus, por un viejo puente instalado hace muchos años por la Confederación Hidrográfica del Segura, desde el que se alcanzará el Llano de la Torre, dentro de Yeste, del que destaca su pequeño torreón morisco, situado por encima de sus casas, del que se cuentan algunas leyendas sobre mujeres encantadas y brujas, y que se encuentra en un estado de conservación bastante deteriorado
La macha a su paso por el municipio de Molinicos


El martes 6 desde Llano de la Torre la marcha continuará su ruta pasando por Molinicos en dirección a Fuente - Higuera, en lo que será el final de la tercera etapa. La cena tendrá lugar en el restaurante Casa Juan, en el que se elaboran todo tipo de carnes a la brasa y algunos de los más selectos y variados platos tradicionales de la sierra albaceteña. Tras cruzar el río Mundo por el puente colgante de Los Alejos, y tras dejar atrás las aldeas de La Alfera y Los Chóvales, se llegará a La Vegallera, última localidad de nuestro municipio atravesada por la marcha, que será la meta de la cuarta etapa. Esta población de La Vegallera fue de Alcaraz tras su conquista a los moros, aunque su fortaleza de San Vicente, situada en el cerro de El Santo, fue pieza golosa que ambicionaron los poderosos señores de Paredes, que tuvieron un importante señorío en la Sierra de Alcaraz. De esta pequeña fortaleza medieval sólo quedan en pie unas pequeñas paredes de piedra y argamasa, aunque en ella se guardan un buen puñado de historias y leyendas.
La quinta etapa llevará a los participantes al Hostal Atalaya, situado en las cercanías de Bogarra, donde se cenará y se pasará la noche. Cerca de este establecimiento hostelero se encuentra el torreón árabe de Haches, en cuyas cercanías se halló la famosa esfinge de Haches, una de las piezas más importantes de la cultura ibérica de nuestra provincia de Albacete.
Peñascosa será final de la penúltima etapa, a la que se llegará atravesando los extensos pinares de pino salgareño y los bosques de carrascas que tapizan su término municipal. Destacan de estos bosques la Carrasca de la Centella, refugio de pastores y caminantes de las inclemencias del tiempo, dado su gran tamaño y su enorme hueco, y el Pino-roble, uno de los principales emblemas de esta población.
Finalmente Alcaraz recibirá a los senderistas en su Plaza Mayor, en la que se levantan sus más valiosas joyas renacentistas, entre las que destacan las torres del Tardón y La Trinidad, auténticos símbolos de esta población. La primera, llamada así porque tocaba de tarde en tarde, está situada sobre la lonja de Santo Domingo y es ligeramente más alta que la segunda, para indicar que el poder civil estaba por encima del religioso. La torre de La Trinidad se levanta sobre la iglesia del mismo nombre, uno de los edificios de estilo gótico más importantes de Alcaraz.
En la misma Plaza Mayor, bajo el Arco de Zapatería, que une la lonja de Regatería y el Ayuntamiento y da acceso a pequeñas y estrechas callejas moriscas, los supervivientes de esta XXIX edición de la Marcha Nerpio-Alcaraz se harán la foto para el recuerdo y la memoria.
Aunque el punto final de esta marcha senderista se pondrá, como todos los años, con una comida en el restaurante Alfonso VIII, rey conquistador en 1213 de esta población.
Rumbo al norte
De todas las actividades del calendario anual del Centro Excursionista de Albacete destaca esta marcha Nerpio-Alcaraz, con la que cada año un grupo de aventureros, hombres y mujeres, con sus botas calzadas y sus mochilas al espaldar, se adentran por las abruptas montañas y los más perdidos valles de nuestra serranía.
Con la mirada fija siempre en el Norte y disfrutando de los paisajes que se les abren al paso, ven su sueño conseguido con la llegada a Alcaraz, ciudad noble y leal que les recibe cada año con los brazos abiertos.
Allí entre señoriales edificios y vetustos muros de la que fue «Llave de España y Cabeza de Extremadura», llenos todavía de las intensas sensaciones de la larga travesía, contarán su experiencia a los familiares que les vienen a recibir y comenzarán a hacer los planes para participar en la siguiente edición de esta ya tradicional travesía serrana.

No hay comentarios: