lunes, 26 de diciembre de 2011

LA TRADICIÓN DE LA MATANZA EN PELIGRO DE EXTINCIÓN

La tradición de la matanza cada vez se complica más. Antes servía de excusa para reunir a toda la familia, matar al gorrino que se había engordado durante todo el año y, con aquello de que del cerdo se aprovechan hasta los andares, garantizaba el sustento de todo un año. Hoy el sacrificio se convierte en una fiesta que requiere permisos, tiempo y una destreza difícil de encontrar en las nuevas generaciones. Así, las cifras que maneja Salud Pública en la provincia de Albacete hablan por sí solas. Durante la campaña pasada, 2010-2011, solo se pidió permiso para el sacrificio de 366 animales, 190 menos que durante el periodo anterior.

El Jefe de Salud Pública, Raúl Sánchez, recordó que la matanza domiciliaria la regula un decreto del año 1994. Se obliga a pedir un permiso para llevarla a cabo con el fin de garantizar la presencia del veterinario y evitar el contagio de una peligrosas enfermedad llamada triquinosis.

No es nada nuevo, por tanto, que antes de matar al cerdo se superen una serie de trámites. Así, el interesado en celebrar una matanza en su casa debe comunicarlo al Ayuntamiento de su municipio para que éste le diga a qué veterinarios autorizados puede recurrir. Este sanitario tendrá que acudir al sacrificio del animal y coger una muestra de la carne para confirmar que el cerdo estaba sano.

Y es que, según recordó Sánchez, la triquinosis, que sigue existiendo, se contagia del cerdo al hombre por la ingesta de carne contaminada. Si la enfermedad se coge a tiempo, lo cual es difícil, se puede quedar en una simple diarrea, pero si evoluciona, puede provocar la muerte o graves lesiones. De hecho, Sánchez recordó que todos los años se declara algún caso por el consumo de carne de jabalí.

Desde el momento en el que la matanza pasó a formar parte más del folclore que de la necesidad, han sido los propios ayuntamientos los que han tratado de incentivar su recuperación. En este sentido cabe reseñar el "Mataero Popular" de nuestro municipio que este año ha celebrado su VII edición.

Hoy la campaña se abre en noviembre y se cierra en marzo, pero los meses fuertes son diciembre y enero, sobre todo el Puente de la Inmaculada. Y es que ahora no es tan fácil reunir a las familias como antaño. También acabarán por chocar esta tradición y la normativa europea, cada vez más estricta a la hora de evitar el sufrimiento de los animales en su sacrificio.

En nuestro municipio apenas subsiste esta tradición, y aunque se siguen celebrando "mataeros", lo normal ya no es el engorde durante todo el año del animal, sino que los tiempos han cambiado y lo habitual es realizar la matanza con los animales ya sacrificados en el matadero.

Fuente:
http://www.laverdad.es/albacete/v/20111226/albacete/tradicion-matanza-apenas-subsiste-20111226.html
http://siempremolinicos.blogspot.com/2011/11/10-de-diciembre-de-2011-vii-mataero.html

No hay comentarios: