domingo, 16 de octubre de 2011

FALTA DE LLUVIAS, ESCASEZ DE SETAS


Un año más por este época los amantes de hongos y setas debían estar preparados para salir al campo o a la montaña, y poder disfrutar de todo la variedad micológica que rodea a la provincia. Pero parece que este año la temporada de setas, no será muy fructífera a diferencia del anterior. Y es que la falta de precipitaciones, esta provocando que el ciclo de crecimiento se corte, y con la llegada del frío en breve estos hongos dejaran de desarrollarse.
Para confirmar todas las sospechas iniciales,el Diario 'La Verdad' se ha puesto en contacto con la presidenta de la Sociedad Micológica de Albacete, Esther Martínez que explica todas las curiosidades sobre este apasionante mundo, y sobre la temporada que debía haber comenzado, pero como ella señala «no ha llovido, entonces puedo decir que la temporada ha empezado mal».
Martínez describe que las setas necesitan «sobretodo humedad y calor», las temperaturas cálidas «las tenemos pero la humedad no», por lo tanto «cuando llegue la humedad irá acompañada del frío, y esto cortará en ciclo de crecimiento», es probablemente lo que ocurrirá en este otoño.
En comparación con la temporada anterior, esta no tendrá nada que ver, aunque como afirma la presidenta de la Sociedad Micológica, al principio «llevaba buen camino, ya que en agosto tuvimos lluvias y eso es algo muy importante». En esa fecha, los micelios o cuerpo vegetativo del hongo están creciendo, y necesitan alimentarse, para que en meses posteriores crezca el fruto que es la seta «ha pasado de empezar muy bien con esas lluvias, a dejar de caer precipitaciones, y el ciclo está parado».
Por lo tanto Martínez cree que si no llueve antes de la llegada del frío, «no saldrá nada», porque las primeras setas que brotan en septiembre como la de cardo, la de chopo o la amanita caesarea, «debíamos tenerlas ya, no han aparecido y posiblemente no salgan».
También hay otro tipo de setas más tardías, y que aguantan bien el frío como la 'lepista nuda', conocida como la seta de pie azul o la 'Llanega' o mocosa, en una temporada buena, aparecen en noviembre, pero para ello debería comenzar a llover en este mes, «si no esta temporada será muy mala, y sólo podremos encontrar setas cerca de los ríos y zonas donde hay riegos, pero nada más».

El níscalo, o "guíscano" como también es conocido en Molinicos,  es un manjar para muchos aficionados de la provincia, su buen sabor la hacen útil para muchos guisos o platos típicos manchegos como por ejemplo en los gazpachos. Pero como no iba a ser menos, esta temporada brillará por su ausencia.
Martínez añade que «debíamos verla ya, sobretodo en la zona de la Sierra de Alcaraz en la que suelen aparecer desde finales de septiembre, y en la de Cuenca que es más fría puede verse incluso al inicio de septiembre, pero como no cae ni una gota, no hay níscalos».
Desde la Sociedad Micológica, tiene información de que hay gente que ha podido coger alguna cesta, pero en zonas de regadío o que tienen mucha humedad o umbría. Pero la presidenta pone como ejemplo «la suspensión de semanas micológicas y exposiciones en el norte de España porque la temporada está muy mal».
Para noviembre del 7 al 12, esta asociación y la Universidad Popular, tienen previsto realizar su décimo sexta edición de la Semana Micológica en Albacete, con exposiciones, conferencias, educación ambiental, foto-encuentros e incluso un certamen de dibujo infantil.
En Molinicos, donde todos los años se organizan una Jornadas Micológicas, este año se celebrarán los días 12 y 13 de noviembre (con posterioridad se ofrecerá más información).
Martínez añade que a ellos no les afectará la mala temporada en dicha organización del evento, «como mucho en la exposición», pero para intentar solucionarlo piensan «dispersarse antes por España» y buscar setas por varios lugares. La presidenta deja claro que en la asociación no sólo tocan el tema gastronómico, también el educativo, biológico o botánico, por lo tanto «un abanico muy amplio».
Desde la Sociedad Micológica realizan salidas al campo en ocasiones para coger las setas y comerlas, pero cuando no hay «no pasa nada», disfrutan del campo, adquieren otras aunque no sean comestibles, «así las clasificamos y nos enseñamos entre nosotros para luego poder darlas a conocer a los demás». Las asociaciones que únicamente son gastronómicas en opinión de Martínez, «puede que si se frustren si van al campo y no encuentran nada», pero ellos no se enfadan porque «estamos educados para disfrutar del entorno».
En Albacete, y alrededores cuando el año es bueno, y las condiciones para que crezcan los hongos se dan, se puede estar recogiendo estos frutos durante los cerca de diez meses, excluyendo posiblemente agosto que es el más seco y enero, porque «las tardías de otoño se juntan con las tempranas de primavera y al revés, pero debe ser un años muy buenos con lluvias en primavera y un otoño en el que hiele poco».
La Sociedad Micológica de Albacete, como señala su presidenta tiene sus puertas abiertas los lunes de ocho a diez horas de la tarde, en la calle Ferrocarril, para que los aficionados que durante el fin de semana quieran ir a recoger setas al campo, «puedan llevar al inicio de la semana los ejemplares en buenas condiciones, y que así los analicemos y aconsejemos», pero eso sí «si no están seguros de si un ejemplar es comestible o no, que sólo cojan una muestra, y no vengan con cincuenta ejemplares de la misma especie que luego hay que tirarlas».
Ir al campo a recolectar setas para la presidenta de la Sociedad Micológica manda un mensaje a la sociedad «es un hobie muy sano y completo, además de una actividad familiar para todas las edades». Martínez piensa que es también algo ideal para los niños porque «lleva un montón de valores educativos y hay que educarlos a ir al campo», pero advierte a los adultos con que «no den patadas a las que no se vayan a comer, todas las setas tienen unas propiedades muy buenas para la ecología del lugar en que están, absorben metales pesados y son buenas para luchar contra la contaminación» por lo tanto «que disfrute mucho todo el mundo ya que las setas no sólo se comen, sino también se estudian».
Fuente:

No hay comentarios: