viernes, 9 de septiembre de 2011

EL MINISTERIO DE ECONOMÍA TIENE EN SU PUNTO DE MIRA A 24 AYUNTAMIENTOS DE LA PROVINCIA, ENTRE ELLOS A MOLINICOS

El ultimátum de la ministra Salgado a los ayuntamientos que aún siguen sin entregar la liquidación de 2010 podría dejarlos sin transferencias del Estado en el presente ejercicio. 


Los servicios de Hacienda de 24 ayuntamientos de la provincia de Albacete, entre ellos el de Molinicos, están embarcados, en los últimos días, en una carrera contra el tiempo para poder presentar las liquidaciones de sus cuentas correspondientes al 2010 antes del 1 de octubre próximo.


Si no llegan, el Ministerio de Economía y Hacienda les sancionará y, por ello, dejarán de recibir transferencias del Estado, lo que supondría suponer una nueva vuelta de tuerca en la difícil situación económica que atraviesan las instituciones locales de buena parte de la provincia, ya que dichas transferencias pueden suponer entre una cuarta y una tercera parte de sus ingresos.


Entre los 24 ayuntamientos, y a parte de Molinicos, se encuentran otros municipios de nuestra comarca como Aýna, Bogarra, Férez, Letur, Paterna del Madera o Riópar.


Todos los datos pueden ser consultados a través de la página del Ministerio de Hacienda, y están divididos por Comunidades Autónomas y municipios, y pueden ser consultados en el siguiente enlace: 

http://www.meh.es/Documentacion/Publico/DGCFEL/ConsultaPresupuestosLiquidaciones/Liq2010_Nacional_CT.xls

Fuente:
http://www.latribunadealbacete.es/noticia.cfm/PROVINCIA/20110909/economia/tiene/punto/mira/veintena/municipios/D4A85EF5-AA6B-245B-05F17DAC5792CE36

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Y por qué no se han presentado ya?
¿Tienen algo que ocultar a caso?
Porque como no se presenten, y como "castigo" les quiten las transferencias(ayudas-subvenciones..) al ayuntamiento, estaríamos arreglaos.

Anónimo dijo...

Lo interesante de la cuestión es que las cuentas de 2009 tan poco estan presentadas y el ultimatun del gobierno finaliza el día uno de octubre. Cabe preguntarse a que se dedican los dirigentes municipales y el secretario para que las cuentas municipales no esten al día y lleven 2 años de retraso.