domingo, 19 de junio de 2011

EFECTIVOS DEL CENTRO DE EMERGENCIAS DE MOLINICOS PARTICIPAN EN LA EXTINCIÓN DE UN INCENDIO EN POZUELO (ALBACETE)

Alrededor de las cuatro menos diez de la tarde de ayer comenzaba un incendio en la finca La Cañada de Quintanar, ubicada en el término municipal de Pozuelo (Albacete).

Inmediatamente se activaban todas las alarmas en la Central de Incendios, que enviaba al lugar un retén de Casas de Lázaro, una patrulla de Pozohondo y un helicóptero del Centro Comarcal de Emergencias situado en  la base de Cañadillas (Fuente - Higuera, Molinicos).

El peligro de que el fuego se extendiera por los campos de cebada, aún sin recoger, provocó que se desplazaran al lugar cuatro camiones de bomberos del parque de Albacete capital, con seis bomberos, que participaban activamente en la extinción del fuego, al igual que algunos trabajadores de la finca, que colaboraron con sus tractores.

Uno de los helicópteros del INFOCAM
El esfuerzo conjunto de estos trabajadores y las cerca de veinte personas desplazadas al lugar, entre bomberos e Infocam, permitieron que el incendio quedara controlado aproximadamente una hora después de su inicio, sin embargo, no se pudo evitar que ardieran aproximadamente 115 hectáreas de cereal, aún sin recoger, con lo que los campos quedaban teñidos de negro, dejando un aspecto desolador.

Finalmente el fuego quedaba extinguido sobre las seis menos cuarto de la tarde.
A pesar de que las causas del incendio aún no han sido esclarecidas, podrían deberse a alguna chispa de una máquina, una hipótesis que podría tener sentido, ya que en el momento en el que se inició el fuego, dos cosechadoras estaban trabajando, próximas al lugar en el que se inició el fuego.

En cualquier caso, los bomberos no descartan que el incendio se produjera por otras causas, ni los trabajadores de la finca tampoco. «Ha empezado a arder la cebada de repente -explicaba uno de ellos-, ha sido algo inexplicable».

Los trabajadores también se lamentaban de la mala suerte que habían tenido en la finca, ya que sólo llevaban tres días recogiendo cereal y con las llamas se han perdido unos 300.000 kilos de cebada.

Cabe destacar que este es el primer gran incendio en la provincia de Albacete, desde que el pasado día 1 de junio diera comienzo la denominada época de alto riesgo de incendios forestales, que se prolongará hasta el próximo 30 de septiembre.

Por desgracia sólo con este incendio ya han ardido este año más hectáreas que en toda la campaña pasada en la que se quemaron un total de 23,96 hectáreas.
 
Fuente:
http://www.laverdad.es/albacete/v/20110618/albacete/arden-hectareas-20110618.html