viernes, 5 de noviembre de 2010

ENTREVISTA A ALEJANDRO FERNÁNDEZ (TRUFERO) EN EL DIARIO LA VERDAD DE ALBACETE

Alejandro es uno de los pocos truferos que 'cazan' el hongo más cotizado, la trufa silvestre, en la sierra albaceteña, «apenas somos cinco en toda la provincia». Lleva 34 años ganándose la vida con esto de los hongos, «empecé dando palos de ciego, pero me fui especializando y ahora colaboro con la Universidad de Castilla-La Mancha y la de Murcia».


-¿Cuántos tipos de trufa tenemos?

-Tenemos cinco trufas comerciales, pero sólo se buscan dos, la 'tuber melanosporum', que es la trufa negra, la de invierno, y la 'tuber aestivum', la de verano. Las otras tres no es rentable buscarles, porque sale en bolas muy pequeñas y no se cotiza tanto. Aunque podemos decir que tenemos 26 especies de trufas, todas comestibles, aunque no se recolectan por el tamaño ínfimo que tienen, algunas son como pequeños garbanzos.

-¿Habrá una buena cosecha?

-Se prevé un buen año, porque llovió en el momento crítico, que es agosto. La trufa se encuentra a unos 25 centímetros de profundidad y si no llueve en su momento, la tierra se deshidrata y la cosecha no es buena.

-¿Cuánto puede recolectar?

-Depende del clima, de las truferas que conozca el recolector, depende de muchas cosas. Este año podríamos hablar de unos 50 kilos.

-¿Qué precio puede alcanzar?

-Si coincide que la temporada es buena en los tres países productores, que son España, Francia e Italia, baja. Una temporada que no haya gran cantidad, al recolector se le puede pagar hasta 1.000 euros el kilo, aunque el restaurante la pague a 3.000 euros. Si la cosecha es buena, puede bajar a 500 euros.

-Se sirve de perros para 'cazar' la trufa, ¿no?

-Tengo tres perros, dos son selectivos y sólo olfatean las trufas comerciales, porque sino se pasarían el día haciendo agujeros para sacar esas otras variedades que no es rentable extraer porque salen muy pequeñas. Luego tengo otro al que le llamo científico, porque sí que está adiestrado para localizar cualquier hipogeo que haya en el subsuelo para su investigación.

-Supongo que las truferas que ha identificado a lo largo de estos 34 años, serán el secreto mejor guardado.

-Sí, de hecho, si salgo un día a recolectar y veo alguien en las cercanías, desisto y vuelvo otro día. Las truferas son mi patrimonio, a la trufa se la llama el diamante negro, en ocasiones se cotiza más que la plata.

-Pero, usted sí que enseña a recolectar la trufa, ¿no es así?

-El trufoturismo gana adeptos, suele ser gente a la que le gusta el consumo de la trufa y quiere conocer cómo se recolecta, como se 'caza' con los perros. Organizamos excursiones con grupos reducidos y les enseñamos todo lo que tiene que ver con la trufa y les mostramos alguna de las truferas que tenemos localizadas para que puedan extraerla ellos mismos.

Más información: www.lacazadelatrufa.es

Teléfonos de contacto 680 65 88 53 / 633 17 57 14
 
Fuente: http://www.laverdad.es/albacete/v/20101102/cultura/truferas-secreto-alguien-zona-20101102.html

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Intentare hacer un comentario politicamente correcto para que no me lo censure el administrador.

Enhorabuena Alejandrito, el camino se demuestra andando. Muchos son los que se han aprovechado de tus conocimientos y que ahora alardean de lo que han conseguido promocionando la micología en nuestra comarca, pero los que te conocemos bien, sabemos que el verdadero artifice eres tú, la base sin la cual todo este entramado publicitario y turistico al rededor del mundo de las setas y hongos no existiría en Molinicos.
No quiero entrar en otros asuntos en los que también eres una eminencia como la conservación de las plantas para su estudio con posterioridad, técnica que también, algunos, te ayudaron a promocionar y ya sabes como terminó el asunto, pero entonces empezaría a ser políticamente incorrecto y tal vez borrarían este mensaje de apoyo a tu labor cientifica.

Continua trabajando, los que te conocemos bién te apoyamos incondicionalmente.

Anónimo dijo...

Alejandro, eres el numero 1, concedor como nadie de nuestro patrimonio natural.

Que sigas enseñando a todos muchas cosas y defendiendo el patrimonio de Molinicos y de la Sierra del Segura como hasta ahora lo has hecho, desde la ciencia y el conocimento, desde esa capcidad de observación que sólo tú tienes.