viernes, 1 de octubre de 2010

CCM PASA A SER EL BANCO CASTILLA - LA MANCHA

Adiós definitivo a Caja Castilla Mancha. Ayer, comenzó a operar el Banco de Castilla-La Mancha que conserva la marca CCM.


Quizás por eso, los clientes ni se enteraron. Y los empleados trabajaron como cualquier otro día, deseando, eso sí, cerrar cuanto antes todo este episodio de la intervención del Banco de España y la posterior integración en el negocio bancario del Grupo Cajastur, para recuperar la tranquilidad con la que acudían a la oficina hace año y medio.


En las oficinas poco a poco irán desapareciendo los rótulos donde se pueda leer Caja Castilla La Mancha, de los anuncios publicitarios y de la papelería ya lo han quitado, sólo se ha dejado el logotipo. Es el único cambio aparente, porque los clientes conservan hasta su número de cuenta.
 La nueva entidad, inscrita ya en el Registro Mercantil de Cuenca, donde tendrá su sede, se promocionó ayer como un banco que inicia su actividad desde una posición de «solvencia y solidez».


Sus cifras son un coeficiente de solvencia del 13% y un volumen de activos de más de 23.000 millones de euros, según informó la entidad en un comunicado, en el que ratificaba el «vínculo con los clientes y la posición de liderazgo en Castilla-La Mancha».


El Banco de Castilla-La Mancha SA que cambió su denominación de la anterior de Banco Liberta, y trasladó su sede social a Cuenca, desarrolla su actividad comercial sin ningún cambio operativo que afecte a la relación con los clientes.


El Grupo Cajastur en el primer semestre del año alcanzó un beneficio neto de 117,5 millones de euros y su morosidad se situó en un 2,39% una de las menores tasas del sector. El Banco de Castilla-La Mancha ya obtuvo beneficios en el primer semestre del año. Los niveles de solvencia del Grupo se situaron en una adecuada posición de partida, con un volumen de fondos propios de 1.818 millones de euros y un coeficiente core capital superior al 8%. Con la consolidación del negocio bancario de CCM, el Grupo Cajastur ha aumentado su tamaño hasta alcanzar un volumen de activos de 39.512 millones de euros, una cifra de recursos de clientes gestionados, incluidos fondos de inversión y de pensiones, de 32.438 millones de euros, y un volumen de inversión crediticia bruta de 31.785 millones.


El presidente José María Barreda destacó ayer que «es importante que empiece a funcionar hoy con plena normalidad» el Banco CCM «porque es una buena solución a un problema que teníamos planteado». De este modo, indicó que «la solución de CCM es magnífica para los empleados, porque se les asegura su puesto de trabajo; para la entidad financiera, porque forma parte de un grupo que está entre los primeros lugares del ranking de las instituciones financieras de toda España; y también para la sociedad de Castilla-La Mancha, porque la Fundación va a disponer de más recursos de los que había dispuesto nunca la obra social de la anterior CCM».
Fuente: