sábado, 26 de junio de 2010

BOMBEROS DE MOLINICOS PARTICIPAN EN UNAS JORNADAS DE RESCATE DE VÍCTIMAS DE ACCIDENTES DE TRÁFICO

El parque de bomberos del Sepei de Almansa desarrolló esta semana una serie de prácticas y simulacros de rescate de víctimas en accidentes de tráfico, una actividad dirigida a que los bomberos pudieran conocer y actuar en diferentes maniobras tipo en vuelco lateral de un vehículo, vuelco total o sobre sus cuatro ruedas.
La iniciativa estuvo coordinada por el bombero y monitor del curso, Jorge Romero, que recordó que actualmente los coches presentan varios peligros, como por ejemplo, los airbag, y últimamente, los vehículos híbridos que cuentan con baterías de alto voltaje y que pueden conllevar un riesgo a los bomberos a la hora de proceder al rescate de las víctimas que se encuentran en su interior.
«Contamos con la mejor herramienta que hay en el mercado en el SEPEI, pero debemos saber dónde cortar, ya que cortar un cable en un vehículo híbrido que genere alta tensión puede generarnos un riesgo para nosotros y para la víctima», indicó.
La práctica se basaba en actividades de excarcelación de cuerpos en caso de accidente dentro de los vehículos, para que los bomberos pudieran conseguir maniobras tipo, trabajándolas y adaptándolas a la situación en concreto, y al mismo tiempo, desarrollar los primeros auxilios a las víctimas 'in situ', en el interior del vehículo.
«Muchas veces encontramos a la víctima consciente, y por diversas razones queremos extraerla rápidamente, y no es así, una vez que la tenemos con las constantes vitales en condiciones normales lo que tenemos que tratar es intentar sacarla siempre manteniendo su eje cuello, cabeza y tronco, para no ocasionarle ninguna lesión en la médula», comentó Romero.
Para llevar a cabo la iniciativa, los bomberos utilizaron una serie de vehículos, simulando diferentes casos de accidentes de tráfico, desarrollando maniobras de rescate y primeros auxilios.
El curso estaba dirigido a 16 bomberos del Sepei de Almansa, Villarrobledo, Alcaraz, Casas Ibáñez, Molinicos y Hellín, impartido por tres monitores.
«Tratamos, con la herramienta que tenemos, hacer la máxima ampliación en el habitáculo para poder trabajar con seguridad, tanto para nosotros como para la víctima», señaló Romero.
Se entregó a los asistentes un manual que permite a los bomberos seguir trabajando en este tipo de prácticas en sus parques.
Solamente en el año 2009, el Sepei intervino en cien accidentes de tráfico, con 26 víctimas mortales, y 138 heridos graves, «y ahí es donde entramos nosotros, ahí es donde podemos rescatar a la persona y que ese herido grave no pase a ser un fallecido», matizó Jorge Romero.
Fuente: