domingo, 2 de noviembre de 2008

Molinicos alberga el primer Museo Micológico de la región

Diario La Tribuna de Albacete (02/11/2008)

El Museo Micológico, llamado La Casa del Nízcalo, celebrará el próximo fin de samana unas jornadas micológicas para conmemorar el cuarto aniversario de la inauguración de este centro.

Ha llegado el otoño, y con él las lluvias típicas de esta estación. El olor a tierra mojada nos avisa de la inminente eclosión de hongos, setas y demás variedades en los campos de Albacete. Muchas personas aprovechan estos días para salir al campo a buscar y recolectar las diferentes variedades, además de aprovechar para pasear e incluso desestresarse porque dicen que recoger setas es una actividad apasionante para gente paciente.Una de las zonas más ricas en variedad de setas, es la localidad de Molinicos, un municipio situado en el corazón de la Sierra del Segura. Todos sus habitantes son grandes aficionados a la micología, en este lugar ya es toda una tradición, y el municipio recibe cada vez más visitas relacionadas con esta temáticaHasta allí nos desplazamos para conocer el único Museo Micológico de Castilla-La Mancha, La Casa del Nízcalo, que este año celebra su cuarto aniversario. Por este motivo el próximo fin de semana se celebrará el I Concurso Micológico, una de las novedades que se han incluido en la celebración de las IV Jornadas Micológicas de Molinicos.El Museo lo creó el Ayuntamiento de Molinicos con la colaboración importante del alcalde de la localidad, José González Osuna y todo el pueblo. Está ubicado en el local del antiguo Consistorio, Municipal, en la Plaza Mayor del pueblo, que se remodeló y adaptó perfectamente.Este centro muestra la importancia de las setas y hongos para el ser humano y el mantenimiento de los ecosistemas. Estudia los hongos, las setas, trufas, tanto comestibles como tóxicas y de cualquier otro grupo de interés fúngico por sus aplicaciones en medicina, salud, aspectos forestales y agrícolas y sus ecosistemas, para su conservación y mejora.Recorremos las distintas zonas del museo de la mano de Alejandro Fernández, responsable del museo desde sus comienzos.Alejandro Fernández ha explicado a La Tribuna de Albacete, que el objetivo de la celebración de las jornadas es «que se tenga conocimiento de la riqueza natural que tenemos en la localidad, por un lado, y por otro, generar unos ingresos económicos al pueblo». Fernández es un gran entendido en Micología. Asegura que Molinicos «es un lugar idóneo para el nacimiento de hongos debido a su altitud, la composición del suelo y la variedad botánica que tiene, es tan importante que incluso tiene trufas, alberga una gran variedad micológica».Y las cifras lo demuestran. El responsable del museo asegura que en los campos cercanos a Molinicos se pueden encontrar hasta una variedad de 2.500 clases de setas, entre macros y micros.La Casa del Nízcalo tiene en sus vitrinas unas 50 variedades de setas y hongos. Incluso, entre sus especies, hay un hongo que es un caso particular porque se desarrolla subterráneamente, y cuya única muestra, se catalogó en el Jardín Botánico de Madrid y que se encuentra en este museo, es el Hipogeo. Hay especies que destacan tanto por su interés gastronómico como científico. El Níscalo es la estrella, y hace honor al nombre del museo. Existe una gran diversidad tanto de colores como de formas y olores. Alejandro Fernández anunció la pretensión del Ayuntamiento de Molinicos porque se cree una nueva ley para que los visitantes que recojan setas y hongos en los campos de Molinicos paguen una cantidad simbólica de dinero. Fernández explica que el motivo de esta iniciativa es «el control del número de personas que entran a nuestros bosques». El responsable del museo también manifestó la intención en esta ley de que el Ayuntamiento determine la cantidad de especie que se puede recoger, que estaría en función de las lluvias que se registren, «con el fin de que haya un equilibrio y no exista agresión al medio ambiente».El control de los montes ya se viene realizando en otras ciudades como Soria, y Molinicos quiere tomar ejemplo. Como gran conocedor del mundo de la micología, Alejandro Fernández hace una sugerencia a todas las personas aficionadas a coger setas. Lo primero es que «no vengan de forma masiva antes de que se produzca la eclosión de los hongos, que sólo recojan las que se vayan a comer, que no se excave la tierra, respetar las especies que no se conocen y no pisarlas, con el objetivo de que el lugar se conserve mejor y podamos seguir manteniendo esta riqueza». Además los entendidos dicen que las setas que se recojan deben guardarse en un cesta para que se vayan aireando y puedan salir las esporas, aunque hay opiniones controvertidas respecto al tema.Alejando Fernández es un apasionado de la micología desde hace 30 años, su afición comenzó cuando se dio cuenta del entorno natural que le rodeaba «y algo había que hacer y fue dedicarme al mundo fungi». Fernández recomienda la recogida por ser una actividad que relaja. Ahora es el tiempo idóneo y hace un llamamiento para que todos los interesados asistan a las IV Jornadas los próximos días 8 y 9 de noviembre

No hay comentarios: