miércoles, 15 de octubre de 2008

TOMA EN CONSIDERACIÓN DEL ESTATUTO DE CASTILLA-LA MANCHA EL DEBATE

El proyecto de reforma del Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha pasó el primer trámite parlamentario. El Congreso de los Diputados aprobó ayer la toma en consideración de la propuesta de reforma del Estatuto de Autonomía de la Región, aunque los portavoces de los diferentes grupos han dejado claro que lo adecuarán al interés general, sobre todo en el apartado de la política hidráulica.Sólo la diputada de UPyD, Rosa Díez, y dos parlamentarios del PP por Murcia (Alberto Garre y Arsenio Pacheco) se opusieron a la admisión a trámite de la iniciativa, respaldada por 315 diputados tras un debate mantenido ante un hemiciclo poco poblado y al que sólo han asistido cuatro miembros del Gobierno, entre ellos la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega.Motivos y sancionesLos dos diputados murcianos que votaron en contra justificaron la ruptura de la disciplina de voto de su partido por «coherencia» con su postura en contra del fin del trasvase Tajo-Segura. Pacheco dijo haber roto la disciplina «con mucho dolor». Garre justificó su votación «en la falta de garantías» que, en su opinión, el portavoz socialista en el Congreso, José Antonio Alonso, dio respecto a la posibilidad de que el PSOE acepte alguna enmienda de otros grupos a esta reforma estatutaria. Asimismo indicó que este proyecto es, a su juicio, «inconstitucional».Ante esta situación el grupo parlamentario popular en el Congreso anunció que estudiará el caso de Garre y Pacheco. En este sentido indicaron que una vez que tengan constancia de que han sido estos dos diputados los que han roto la disciplina de voto se aplicará el régimen disciplinario previsto a tal efecto. Medidas que pueden ser desde un simple apercibimiento hasta una sanción pecuniaria, pasando por una advertencia o sanciones disciplinarias. Aunque por la mañana se había suspendido la reunión habitual del grupo popular previa a una sesión plenaria, sí se celebró un encuentro informativo, en el que se abordó con especial atención el asunto del Estatuto castellanomanchego. Un encuentro en el que, según el diputado del PP por Toledo Arturo García-Tizón, que ofició de portavoz de su grupo en la fijación de posiciones en el pleno, ninguno de los dos parlamentarios de Murcia desveló que su voto fuese a ser contrario al del resto. Aún así el Estatuto, el primero que ha llegado con la unanimidad del Parlamento proponente, entra ahora en el trámite de enmiendas, donde los grupos tratarán de buscar una solución a la disposición adicional que propone el final del trasvase Tajo-Segura en el año 2015 y que topa con el rechazo frontal de Murcia y de Valencia.Los ponentes del proyecto, el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, y los parlamentarios regionales Leandro Esteban (PP) y José Molina (PSOE), trasladaron al Congreso una oferta de diálogo y consenso para pactar una política hidráulica nacional, siempre que se respeten los intereses de la comunidad proponente.No obstante, Barreda advirtió a la Cámara de que si en el proceso de negociación el texto resulta «devaluado» o «modificado sustancialmente» pedirá a las Cortes regionales su retirada y «seguiremos luchando». Los tres ponentes se esforzaron en dejar claro que no se trata de una cuestión de falta de solidaridad, sino que la comunidad necesita el agua del Tajo y que tiene prioridad para usarla, pues, como planteó Barreda, no hay agua «para todos y para todo y habrá menos en el futuro». El primer aviso de los cambios que se avecinan lo ha dado María Teresa Fernández de la Vega, quien consideró legítimo que Castilla-La Mancha formule su interpretación sobre el reparto de competencias en materia de agua, pero recordó que las Cortes deben adecuar ese planteamiento al proyecto común de toda España.Más claro fue después el portavoz socialista en el Congreso, José Antonio Alonso, quien aseguró que el texto sufrirá modificaciones para garantizar la defensa del ámbito del Estado y el interés general, pero confió en que se mantenga el consenso actual.EnmiendasTambién el diputado popular García-Tizón avanzó que su grupo presentará enmiendas al proyecto y aprovechó para acusar al presidente regional, de ser insolidario con las demás comunidades por el tono «provocador" utilizado en su intervención.El resto de los grupos parlamentarios dieron su visto bueno a la tramitación del proyecto, excepto la diputada Rosa Díez. Su voto se unió a los de los diputados Pacheco y Garre.Una vez cumplido el trámite de la toma en consideración, se abre un plazo de presentación de enmiendas de 15 días prorrogables si así lo solicitara un grupo parlamentario.Después, la Comisión Constitucional del Congreso, por medio de una ponencia formada por parlamentarios nacionales y diputados autonómicos, analizará el proyecto hasta su debate en dicho órgano parlamentario.El pleno de la Cámara Baja deberá volver a pronunciarse sobre el nuevo Estatuto, pero ya sobre el texto remitido por la Comisión, que de salir adelante recaerá en el Senado.La aprobación en la Cámara Alta sería el último paso de la tramitación, antes de su entrada en vigor.

Texo íntegro de la Propuesta de reforma del Estatuto: http://www.cortesclm.es/paginas/verboletin.php?bol=1145#BO6212PREA

1 comentario:

Paco Martinez dijo...

En primer lugar creo que es conveniente felicitar a los diputados de Castilla – La Mancha puesto que más allá de la ideología de los partidos han sabido llegar a un acuerdo que más allá del fin del trasvase hay otras cosas importantes, y es que a los medios de comunicación y a las Comunidades Autónomas vecinas lo único que les importa es el trasvase. Dicho esto, creo que si alguien ha leído el articulado de la propuesta de reforma, y tiene algunas nociones de Derecho, podrá comprobar que de aprobarse la reforma supondrá un aumento sustancial de las competencias que posee nuestra Comunidad, que dejamos de ser una región de segunda para poder tener una Comunidad de Primera, ¿sabía alguien que en Castilla – La Mancha el Presidente del ejecutivo regional no podía convocar elecciones?, ¿sabe alguien que si se reforma el Estatuto en el futuro , el texto prevé un referéndum de aprobación entre la ciudadanía? Porque esto no ocurre hoy día, y son competencias que ya poseen otras Comunidades como Galicia, Euskadi o Cataluña. Dejemos debatir el articulado pero tengamos unos sólidos pilares que signifiquen un avance sustancial en nuestra autonomía, porque ni somos más, ni menos que nadie, y todos sabemos que la Castilla – La Mancha de hoy no es la de hace 30 años, con todos nuestros problemas que podamos tener hoy día. Creo que los políticos deberían de dejar a un lado sus ideas políticas y debería de colaborar por el bien de Castilla – La Mancha.

Por otro lado, me parece vergonzoso el hecho de que la Cámara representante del pueblo español se encuentre semi-vacía el día del debate de una Comunidad Autónoma, que afecta a todos los españoles, y en especial a los castellanomanchegos. ¿Qué ocurre que no somos Calaluña o El País Vasco?, ¡claro es que eso no interesa tanto de cara a la televisión!

Para finalizar me parece igual de criticable la actuación de los dos diputados de Murcia, sean del PP o del PSOE, porque creo que aunque defiendan los intereses de su Comunidad, que me parece lo lógico, no tienen porqué rechazar la admisión a trámite de un Estatuto sólo por una parte de él, señores, admitamos a trámite y luego dialoguemos o discutamos sobre lo que no nos parece correcto, ¿o qué creen ustedes?, rechazar por rechazar no me parece justo, al igual que lo ha hecho la señora Rosa Díez. Disciplina de partido no, pero rechazar por rechazar tampoco, y menos cuando no se trata de ninguna propuesta al estilo del llamado Plan Ibarretxe.